Tradición centenaria
Cantabria cuenta con una tradición de cientos de años en turismo de salud y bienestar, debido en gran parte a sus complejos termales a los que en estos últimos años se han unido spas con tratamientos y programas dirigidos a todo tipo de público.

La mayor parte de los balnearios o centros termales que hay en Cantabria están localizados en plena naturaleza, algunos próximos a las playas, por lo cual podemos disfrutar de los tratamientos que nos ofrecen así como de todas las opciones de ocio que nos ofrece el entorno donde están situados.

Dirección: C/ Manuel Pérez Mazo, S/N. Puente Viesgo, Cantabria.

Situación: a 28 km de Santander y próximo a las Villas pasiegas de Cabárceno y Santillana del Mar, junto al río Pas y cercano a las cuevas prehistóricas de Puente Viesgo.

Alojamiento: el complejo hotelero está formado por 2 edificios: «El Gran Hotel» y «El Parque», comunicados por un corredor subterráneo. Disponen de 134 habitaciones equipadas con baño con secador de pelo, teléfono y TV.

Instalaciones: cafetería-bar, restaurante. salones sociales, jardín, piscina, gimnasio, sauna y aparcamiento.

El «Templo del agua» es una instalación termolúdica de más de 1.800 m2 equipada con piscina activa, cascada, cuellos de cisne, camas de aguas, jets subacuáticos, río contracorriente, jacuzzi, pozzo frío, jacuzzi exterior, piscina infantil, duchas de contrastes y aromas, hammam y sala de relajación. El Balneario también dispone chorro, duchas, bañeras, cabinas de masaje, cabinas de inhalación, presoterapia, mecanoterapia, piscina de rehabilitación, piscina de flotación y gimnasio.

Instalaciones terapeúticas: problemas circulatorios, reumatológicos, psicosomáticos y vias respiratorias altas.

___________________________________________________________________________________

Información general

Dirección: C/ Calvo Sotelo, 13. Solares (Cantabria).

Situación: ubicado en un elegante edificio dentro de un parque centenario.

Alojamiento: 113 habitaciones equipadas con baño con secador de pelo, teléfono, TV, minibar, caja fuerte y aire acondicionado.

Instalaciones: bar, restaurante, zonas ajardinadas, capilla privada, piscina exterior, tienda de regalos, garaje, sala infantil, gimnasio y 5.000m2 de instalaciones termales: cabinas de masaje, estética, envolturas, presoterapia y maniluvio–pediluvio, bañeras, duchas y chorros y Balnea Infantil.

Piscina Termal: zona de efervescencia plantar, pasillo dinámico, camas de agua, zona tratamiento dorsal, lumbar y cuellos de cisne. Circuito de contrastes Balnea Romana: vaporarium, piscina fría-caliente, fuente hielo y saunas.

Circuito de contrastes Balnea Romana: vaporarium, piscina fría-caliente, fuente hielo y saunas.

Indicaciones terapéuticas: digestivos, metabólicos, antiácidos, antiinflamatorios, diuréticos, del sistema nervioso y tratamientos para embarazadas y bebés.